Historia

 

Historia. Más información

Antecedentes históricos y motivos para la formación de la FEDE

En el año de 1957 un grupo de Enfermeras graduadas en la Escuela Nacional de Enfermería de la Universidad Central del Ecuador se reunieron para integrar una comisión presidida por la Srta. Ligia Gómez Jurado, con el fin de analizar la necesidad de formar la Asociación Nacional de Enfermeras, en la búsqueda de lograr un trato más equitativo y el reconocimiento de la profesión dado que sus condiciones sociales y de trabajo reflejaban situaciones de injusticia y marginación.

La institución inicia sus actividades el 9 de diciembre de 1958, en un acto solemne realizado en la Escuela Nacional de Enfermería, estuvo conformada por cuarenta y seis enfermeras en el que resaltó la presencia de Miss Francés Beck, representante del Consejo Internacional de Enfermería (CIE), observándose desde ese tiempo una relación internacional que contribuye a la vida interna de la organización.

Creación.- Los antecedentes mencionados motivaron a las enfermeras a luchar por conseguir la Ley de Federación, la misma que fue aprobada el 14 de diciembre de 1983 y publicada el 4 de enero de 1984 en Registro Oficial No. 654, con la que se crea como organismo gremial.

El ámbito de esta ley, en el Capítulo I tiene los siguientes artículos:

“Art. 1. Esta ley ampara y garantiza el ejercicio profesional de las enfermeras y enfermeros que hayan obtenido su título académico”.

“Todas las enfermeras y enfermeros son miembros de los respectivos colegios provinciales a excepción de aquellos que manifiesten por escrito su voluntad en contrario”

Art.3. La Federación Ecuatoriana y los Colegios Provinciales de Enfermeras y Enfermeros, son personas jurídicas de derecho privado, con patrimonio propio, regulados por esta ley, su reglamento y el correspondiente estatuto”. En el capítulo sexto mediante una disposición transitoria desaparece la Asociación Ecuatoriana de Enfermeras y sus derechos y obligaciones pasan a conformar la Federación Ecuatoriana de Enfermeras y Enfermeros.

Marco Jurídico

 

Marco Jurídico

Importancia del Marco Jurídico

Una de las motivaciones tras la creación de la FEDE, fue la de instituir una estructura jurídico-política que garantizara un régimen de legalidad constitucional, encaminadas a ser efectivas en la práctica de la democracia.
Ante esto, la Ley de Ejercicio Profesional de las Enfermeras y Enfermeros del Ecuador, al igual que el Reglamento de Aplicación de la Ley antes mencionada y actualmente vigente, nos respalda:
LEY DE EJERCICIO PROFESIONAL
Capítulo III (DE LOS DERECHOS Y OBLIGACIONES); Art. 13; literal c) Cumplir puntualmente las jornadas de trabajo establecidas de la siguiente manera: seis horas de trabajo diurno, doce horas de trabajo nocturno cada dos noches y dos de descanso semanal.
En el Registro Oficial N° 381 publicado el 10 Agosto de 1998 queda sentado el REGLAMENTO A LA LEY DE EJERCICIO PROFESIONAL para garantizar la defensa de los profesionales de la salud, a continuación, el artículo 6 nos ampara en nuestra gestión actual.
Art. 6.– De conformidad con lo que dispone la letra c) del Art. 13 de la Ley de ejercicio Profesional de las Enfermeras y enfermeros del Ecuador, en instituciones públicas, privadas, autónomas y mixtas, la jornada de trabajo será de un turno diario de seis horas continuas, durante cinco días a la semana, de la siguiente manera:
a) Jornada Mixta Diurna y Nocturna: seis horas de trabajo diurno y doce horas de trabajo nocturno cada dos noches, con dos días de descanso semanal; y,
b) En los servicios de atención ambulatoria y consulta externa, la jornada de trabajo será de un turno diario de seis horas continuas durante cinco días a la semana en las ciudades que se labore en jornada única y, entre las ocho y las doce horas y entre las catorce y diez y seis horas, en las ciudades que se labore en doble jornada.
En todo caso, los días festivos se considerará en forma adicional
Nuestro marco vigente es una iniciativa realista que ha pretendido conseguir beneficios sustanciales para nuestras federadas/os e inspirar confianza en nuestros derechos para comprender que no pueden ser arrebatados arbitrariamente.

ECHOS Y ACCIONES SIGNIFICATIVOS

En este proceso histórico se aprecia que los principales problemas de la enfermeras eran las jornadas de trabajo extensivas que no consideraban descansos, así como los bajos salarios; ante lo cual las enfermeras organizadas iniciaron las gestiones para obtener al menos un día libre cada seis de trabajo. Lo que se consigue es “un día libre cada diez de trabajo para los turnos del día”.

Una de las primeras propuestas de reivindicación fue la Ley de Defensa Profesional por la cual se inicia un accionar en los años 60, que logra su promulgación en el año 1966 durante el gobierno interino de Clemente Yerovi Indaburu.

En la década de los 70 se gestiona el escalafón y se logra que el 4 de Abril de 1973, el gobierno del General Guillermo Rodríguez Lara, promulgue la primera Ley de Escalafón que considera: “es indispensable estimular los méritos de capacidad, de tiempo de servicio y de estudios realizados por profesionales de enfermería del país y que es conveniente y necesario aprovechar los recursos profesionales en el campo de la enfermería, obtenidos a base de las inversiones hechas por el Estado en su formación ”. Sin embargo al no contemplarse el proceso de devaluación monetaria del país y que los empleados públicos lograron un mejor incremento salarial, ésta Ley cayó en desuso.

Esta época se caracterizó por un grupo de agremiadas cuya práctica organizativa se vinculaba más a negociaciones que a movilizaciones.

En aquellos tiempos las Escuelas de Enfermería sentaban las bases de la profesión e iniciaban un nuevo reto para la inserción laboral de sus graduadas que tenían como principal problema, el encontrarse con personal empírico que realizaba las actividades de enfermería, basadas en su vocación de ayuda y de voluntariado y que ocupaban los puestos sin ningún título profesional, era por tanto un reto para el organismo gremial defender a sus afiliadas y luchar por plazas de trabajo acordes a su preparación científica.

Los salarios y las jornadas de trabajo continuaron siendo motivo de constante descontento, y las enfermeras demandan los derechos de todo trabajador de la salud como también una relación profesional de igualdad con respecto al grupo médico, en lo que tiene que ver con la toma de decisiones. Los conflictos con los sindicatos de trabajadores de la salud, quienes las agreden acusándolas de aliadas de los patrones, obligan al gremio a intervenir para resolver esta problemática.

CREACIÓN DE LA FEDERACIÓN ECUTORIANA DE ENFERMEROS Y ENFERMERAS

Los antecedentes mencionados motivaron a las enfermeras a la lucha por conseguir la Ley de Federación, la misma que fue aprobada el 14 de diciembre de 1983 y publicada el 4 de enero de 1984 en Registro Oficial No. 654, con la que se crea como organismo gremial.

El ámbito de esta ley, en el capítulo I, tiene los siguientes artículos:
“Art. 1. Esta ley ampara y garantiza el ejercicio profesional de las enfermeras y enfermeros que hayan obtenido su título académico”
“Todas las enfermeras y enfermeros son miembros de los respectivos colegios provinciales a excepción de aquellos que manifiesten por escrito su voluntad en contario”
“Art. 3. La Federación Ecuatoriana y los Colegios Provinciales de Enfermeras y Enfermeros, son personas jurídicas de derecho privado, con patrimonio propio, regulados por esta ley, su reglamento y el correspondiente estatuto”.

En el capítulo sexto mediante una posición transitoria desaparece la Asociación Ecuatoriana de Enfermeras y sus derechos y obligaciones pasan a la FEDE.

EL MODELO DE ACTUACIÓN DE ENFERMERÍA Y SU VALOR HUMANISTA

Se analiza el surgimiento de la enfermería profesional como ciencia que ocupa un lugar importante en el desarrollo de las ciencias de la salud. Se muestra en el trabajo que la enfermería como profesión está adquiriendo la categoría de una disciplina científica, lo que pone a prueba a cada instante sus propias bases teóricas y fomenta el desarrollo académico de los profesionales que la ejercen. Se ejemplifica con el proceso de atención de enfermería como método científico de trabajo, en el cual se caracterizan y evidencian los valores humanos de la profesión.

Se plantean los principios éticos y bioéticos que rigen el modo de actuación de la enfermería profesional. Se concluye que la utilización del proceso de atención de enfermería como método científico de trabajo logra una mayor comunicación e interacción entre los pacientes, el personal de enfermería y el resto de los profesionales del sistema, y contribuye a convertirlos en agentes de cambio, defensores y colaboradores de la profesión.

DÍNAMICA ORGANIZATIVA

A partir de la creación de la FEDE, la presencia de los Colegios Provinciales le dan un soporte organizativo a través de los cuales se busca una comunicación permanente con las bases, lo que permite una mayor dinámica de las enfermeras agremiadas, que van tomando conciencia de su liderazgo e importante aporte en el sector de la salud.

En los años noventa, la lucha se centra en el mejoramiento profesional, con la respectiva de ser cada vez mejores para ofrecer una atención de calidad a la población y en la permanente defensa de las condiciones de trabajo y de vida de las enfermeras/os profesionales. A partir de este periodo la presidencia de la FEDE está en manos de enfermeras vinculadas a la docencia universitaria.

La FEDE, durante el primer período de la Lic. Rosa Santamaría, (1993-1995), logró la reclasificación de los puestos de las enfermeras del Ministerio de Salud Pública (MSP), la aplicabilidad de la Ley de Federación y fortaleció la relación con el Consejo Internacional de Enfermería (CIE).

Diseño y ejecutó el programa de Educación Permanente en Liderazgo y Negociación. Fue parte activa del Comité Interinstitucional de Enfermería en el Ecuador.
En este período donde se inician las gestiones para lograr el apoyo internacional a través de la Asociación Canadiense de Enfermeras (CNA), con el objeto de capacitar a las enfermeras /os ecuatorianas/os a partir de un diagnóstico de necesidades educativas que se hizo en el nivel nacional. La temática central de capacitación, giró en torno a liderazgo, dada la débil preparación de las agremiadas en este sentido.

Un hecho de gran trascendencia histórica en esta etapa es la primera gran marcha nacional, el día 21 de abril de 1994, que movilizó aproximadamente a 2000 enfermeras, reclamando mejores salarios, lo que reflejó capacidad de convocatoria y buen nivel de respuesta organizativa de las bases, hecho que fue aprobado y aplaudido por la ciudadanía, así como difundido por los medios de comunicación del país.

Por primera vez la presidenta de la FEDE participó en la mesa de negociaciones para la reclasificación de puestos en el sector público y fue invitada a discutir las reformas del sector salud.

l

Estatutos de la FEDE

 

Leyes

Colegios Provinciales